Proceso del Vino

Podemos hacer dos grandes clasificaciones de vinos de acuerdo con la situación en que pueden ser consumidos. Por un lado encontramos los Vinos de Mesa y por otro los Vinos especiales. Los primeros son aquellos que generalmente son consumidos durante las comidas y los segundos, fuera de ellas.

Además, los vinos de mesa pueden ser comunes o finos. Una de ellas está relacionada con el tiempo de consumo ya que los vinos de mesa comunes se consumen en el año de elaboración pues no son aptos para añejamiento. Se elaboran con mezcla de variedades o “uvas chinches”. Suelen ser agradables pero su sabor no es intenso, no son aptos para tomadores expertos o simplemente, adeptos al buen beber.

Por otra parte, los vinos finos tienen un proceso más elaborado y requieren, entre otras características, un mayor costo y tiempo, cuidados intensivos y afinamiento esmerado. A continuación presentaremos el proceso de elaboración de los vinos finos.