Etiquetas de Vinos

Al momento de leer la etiqueta de un Vino Varietal es de suma importancia que esta cumpla con todas las regulaciones internacionales previstas para este tipo de bebidas:

Nombre: indica la empresa propietaria de la marca.

Denominación Varietal: hace referencia a la variedad de uva utilizada para la elaboración. Cuando se indica, por ejemplo, la variedad "Merlot", significa que por lo menos el 75% del vino que contiene esa botella proviene de dicha variedad. Recordemos que puede haber sido combinado con otra variedad para suavizar o realzar sus características.

Año de Cosecha: se refiere al año de cosecha con que se ha elaborado el vino. Si en una etiqueta menciona 1985 se interpreta que por lo menos el 95% de la uva que contiene la botella pertenece a esa vendimia. Este dato no es importante sólo para calcular el añejamiento, sino también para reconocer un buen año de cosecha por las circunstancias climáticas.

Información del Productor: su aparición indica que por lo menos el 75% del vino fue fermentado y clarificado por el productor.

Dirección de la Bodega: marca el lugar físico donde el vino fue elaborado y fraccionado.

Apelación de origen: hace referencia al lugar en el cual se ubican los cultivos. Por lo tanto, el 95% de las uvas deben provenir de esa región. Es de preferencia que la apelación de origen, el lugar de elaboración y el de fraccionado coincidan.