Degustación o Cata

Se concibe a la degustación o cata de vinos como una acción física que, utilizando los sentidos del tacto, vista, olfato y gusto permite definir un conjunto de impresiones y sensaciones buenas o malas con relación a un brebaje en particular.

Esta actividad es una operación mas subjetiva que objetiva. Debido a esto es necesario determinar ciertos pasos y reglas que permitan traducir las impresiones sensoriales en valores y cantidades comprobables para poder, de esta manera, orientar la definición de un vino.

Previo a la cata, como actividad inicial es necesario realizar una buena lectura de la etiqueta observando la variedad, el contenido de alcohol, año de cosecha y certificación de origen para formarnos una primera impresión del vino. Algunos prefieren no realizar esta operación para no predisponer los sentidos.

Podemos distinguir diferentes tipos de cata: