Pensar en ir a la playa es pensar en Brasil



Con más de 2000 playas que se extienden a lo largo de su costa y más de 1000 islas salpican el océano Atlántico dentro de los límites del país.

Cuando hablamos de destinos de playas, es imposible obviar a Brasil. Por la cercanía, la gran cantidad y calidad de lugares paradisíacos y por su puesto por la particular calidez de su gente, los paquetes a Brasil se convierten en más que una opción. Brasil lo tiene todo, grandes ciudades como Río o desérticas playas en Bombinhas, buceo, surf, en fin hay playas para elegir a tu medida.

Situada a medio camino entre Río de Janeiro y Sao Paulo, la pequeña ciudad de Paraty de poco más de 35.000 habitantes es una de las joyas coloniales del gigante sudamericano. En sus primeros siglos de existencia fue uno de los centros de producción de caña de azúcar más importantes de la colonia portuguesa y, posteriormente, punto de aprovisionamiento y puerto de salida de las riquezas de Mina, en la cercana Cunha en lo que se llamó Camino del Oro. Hoy, Paraty es uno de los destinos más singulares de Brasil; un lugar que aúna la belleza de la propia ciudad y un entorno en el que se juntan el bosque lluvioso y el mar en bahías increíbles y, dicen, más de 300 playas.

Y así la lista y peculiaridad de cada destino en Brasil sigue en una larga lista, en donde los paquetes turísticos garantizan la satisfacción de unas merecidas vacaciones. Vas a encontrar playas semi-vírgenes y algunas vírgenes, naturaleza sorprendente, lugares exóticos, contacto con lo genuino, descubrir lo inesperado. Es un país con una gran belleza natural. Impresionantes playas y selvas tropicales son algunas de las atracciones que los visitantes no se deben perder. Brasil es también el hogar de un pueblo con una gran diversidad étnica y cultural, cuyo patrimonio se expresa en el arte vibrante, en sus celebraciones, en sus ciudades históricas y en los bulliciosos centros urbanos.