CAÑON DEL ATUEL

Aguas arriba de la presa Valle Grande podemos internarnos en el Cañón del Atuel, presencia viva de los orígenes del mundo, que el viento y la lluvia, cual cincel y martillo en su continua batalla con la roca, le descubrieron sus entrañas conformando las más variadas esculturas naturales como: Museo de Cera, Sillón de Rivadavia, El Lagarto, Los Viejos, Los Monstruos, La Ciudad Encantada, El Mendigo, Los Jardines Colgantes, por mencionar sólo algunos.

El río en su vertiginosa caída encierra una inmensa potencia que genera la energía que el país a diario necesita. Dos lagos artificiales contribuyen a realzar la belleza dentro del cañón: Aisol y Tierras Blancas. Es así como encontramos el complejo hidroeléctrico denominado Los Nihuiles, que con sus cuatro centrales, (la Central Nihuil Nº4 se encuentra al pie de la Presa Valle Grande), generan una potencia de 220 megavatios de suma importancia para todo el País.